●|~New Moon~|●

Cuando no puedes estar con aquel a quien amas, ¿Permanecerías con aquel que te ama?
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Edward Cullen {Consecuencias}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Edward Cullen



Cantidad de envíos : 3
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/11/2009
Localización : Forks

MensajeTema: Edward Cullen {Consecuencias}   Lun Nov 23, 2009 5:01 pm

> Post basado en New Moon, cuando Edward cree que Bella está muerta. He cambiado algunos detalles, como la decisión de Edward al ir a Forks antes de presentarse a Volterra. Y otro punto a destacar; la llamada es de Alice, y no de Rosalie.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Quería creer que la oscuridad nunca me alcanzaría, que tendría tiempo para esconderme de ella, pues creía –en mi ignorancia– conocer todas sus formas. Había vivido demasiados años para no dejarme llevar por la vanidad de proclamarme conocedor de todas las formas de miedo y tristeza. Mi único terror en la actualidad era poder perder a Bella. Perderla de una manera más allá de la lejanía e imposibilidad de demostrar mi amor. Perderla ante la muerte.

Podía seguirla al fin del mundo, podía hacer todas las cosas que ella creyera imposibles, pero si había un lugar a donde no podía realmente acompañarla era allí.

Esa fue la única razón por la que luché contra aquel cálido sentimiento de amor. Bella era la persona que me devolvió al mundo y me mostró que la eternidad no tiene porque ser la sala de espera para algún tipo de muerte lenta. Por primera vez tras décadas me encontraba esperanzado ante la idea de que mi vida tenía un futuro. El hecho de haber sido convertido en un monstruo no me resultaba tan dura cuando me daba cuenta que fue el único camino que me llevó a vivir lo suficiente para conocerla. Ella era la luz de mis días, la mano que me guiaba a lo largo de la oscuridad.

Nadie puede imaginarse cuán duro fue renunciar a eso, más cuando sabía el daño que estaba causando a la persona que amo. Mucha gente podría decir que lo entiende, pero creerme cuando digo que eso es imposible. Los humanos se enamoran varias veces –con mayor o menor intensidad– a lo largo de su vida. Para mí eso era algo imposible. Bella era la única, siempre lo sería. No por cuestiones puramente románticas, no es que me aferrara a ese amor a la desesperada. Simplemente lo sabía. Demasiados años vagando por el mundo –sin pararme a mirar ni siquiera dos veces a ninguna mujer– para saber que lo que ella me daba no era algo que pudiera encontrar en nadie más.

Por eso, cuando nos fuimos, me prometí a mi mismo nunca volver a verla. Sabía que esa era la única manera de mantenerla a salvo, de alejarla de mi mundo lo suficiente para que no muriera a manos de los mil y un peligros que me rodeaban.

Me alejé de ella, me alejé de mi familia y me marqué como única meta en mi vida dar caza a Victoria. No pensaba dejar ningún cabo suelto, y desde luego Victoria era más que eso. Incluso si Bella no fuera un imán para el peligro, esto era un problema. Quizás ella no supiera que nos habíamos ido, quizás volvería a Forks para cobrarse su venganza y encontraría a Bella sola y vulnerable. Por eso, perseguí su rastro como un animal hambriento persigue su presa. Sin descanso, sin compasión. Mi único pensamiento era eliminarla.

Por supuesto, me mantenía en contacto con mi familia. Solía hablar largo y tendido con Esme y Carlisle, y la preocupación en sus voces siempre me provocaba una punzada de culpa. Sabía que todos sufrían por mi decisión, pero no podía hacer nada para evitarlo. La peor parte era Alice. Ella se empeñaba en contarme las cosas que veía en el futuro de Bella, y yo solo le decía una y otra vez que dejara de mirar, que la dejara vivir tranquila, que ella no haría nada estúpido. Después de todo me lo prometió.

Estaba en Brasil, persiguiendo un rastro que parecía bastante fresco. Casi podía ver el final de esta cacería cuando todo cambió. Era uno de esos días que añoraba tener el apoyo de mi familia, y no dudé en llamarles. Fue la urgencia y el miedo en la voz de Alice lo que me hizo saber que algo había ocurrido.

—Oh dios santo. Oh dios, Edward. ¡Por fin das señales de vida! Llevo horas intentando llamarte, pero no tenías cobertura.

—¿Qué ocurre, Alice? ¿Ha pasado algo?

—Bella…

-—No —bufé interrumpiéndola— No sigas husmeando en su futuro.

—No es eso. No es eso. —habló de manera frenética, atropellando unas palabras con otras— Yo… La vi intentando suicidarse. ¡Edward! ¡La he visto saltando de un acantilado! Y… y no salía… Esperé, pero ella no salía.

—¿Qué? ¿De qué estás hablando? ¡¿Qué estás diciendo?!

—Ella estaba en la zona de La Push. Estaba ahí, en lo alto y de pronto… Saltó.

—¡¿Estás segura?!

—Lo estoy. No quiero estarlo, pero lo estoy. Te dije que pasaría. Te dije que haría algo estúpido y sería tarde. ¡Te lo dije!

—No... no puede ser. ¿E… Está mu… mu… —ni siquiera fui capaz de pronunciar la palabra. No era posible unir su nombre y esa palabra en la misma frase.

—Creo… que sí. Ella no sale Edward. No sale.

Me negué a escuchar el resto. Colgué tan rápido como antes marcara el número. Me quedé mirando con ojos vacios al móvil que reposaba en mi mano. No podía creerlo, no era posible. Me había preparado para todo tipo de futuros, pero para lo que nunca estuve preparado fue para descubrir que la muerte podía llevársela precisamente porque yo me alejé de ella. Ni en mis más horribles pesadillas pensé que mi marcha podría herirla tanto como para que ella misma tomara el camino que finalmente nos separaría del todo.

Agité la cabeza con fuerza, como si ese simple gesto pudiera borrar esa realidad de mi mente. No podía pensar con claridad, todo lo que escuchaba en mi cabeza era un continuo susurro macabro. “Está muerta. Bella está muerta. Está muerta.”

Con manos temblorosas comencé a marcar un número de teléfono que me había prometido a mi mismo olvidar. Despacio, prolongando el momento por miedo a lo que iba a escuchar, vi como la llamada comenzaba.

—Casa de los Swan —contestó la voz de Jacob Black. No quería descubrirme, si Alice estaba equivocada sería mejor que nadie supiera que yo había llamado. Respiré hondo y con decisión comencé a usar la voz de mi padre de la mejor manera que pude imitarla.

—¿Está Charlie?

—No está en casa —pronunció con tono amenazador.

—¿Dónde está?

—Se encuentra en el funeral.

Apreté el botón de fin de llamada y durante un par de segundos pareció como si el mundo hubiera desaparecido a mí alrededor, o como si me hubiera quedado ciego de pronto.

Alice tenía razón, Bella estaba muerta. Era una verdad confirmada. Horrible y desgarradora, pero verdad.

Había oído mil veces que cuando estás a punto de morir tu vida pasa por delante de ti como una mala película. No recuerdo si eso me sucedió cuando Carlisle me convirtió, pero en este momento me sentía como si fuera verdad. Mi mundo estaba muriendo a medida que me daba cuenta de lo que había pasado, y con cada segundo que pasaba una proyección de Bella se deslizaba ante mis ojos.

Sus sonrisas, su mirada, su calidez, su voz, su risa, su llanto, su aroma, su tacto, sus palabras de amor, todo. Podía verla decirme que me quería, temblar deliciosamente cada vez que mi piel tocaba la suya, susurrar justo antes de quedarse dormida con esa voz ronca y dulce…

Rugí y el sonido no solo resonó en medio de la nada, sino que me rompió el pecho a la mitad. Caí de rodillas en el suelo, incapaz de soportar mi propio peso. ¿Qué sentido tenía la vida si mi sustento ya no existía? La garganta me quemaba por la incapacidad de derramar lágrimas. Era horrible darme cuenta que ni siquiera tenía derecho a llorar por la pérdida que había sufrido. No es que llorar fuera una manera mínimamente apropiada para expresar todo el dolor que sentía, pero nada en este mundo podría hacerlo.

Estaba perdido, tanto que no comprendía del todo lo que esto suponía. Había estado alejado de Bella durante meses, y seguía con la sensación de que si volvía a Forks ella estaría aún allí. De pronto, ese pensamiento me dio algo en que pensar, algo que hacer. Como un zombie marqué números y hablé con gente, hasta que tuve todo organizado para poder ir allí.

Tenía que verlo con mis propios ojos. Sólo cuando estuviera frente a una lápida fría con su nombre gravado podría creer que esto era verdad. Hace tan solo unos minutos estaba viva –al menos para mí– y ahora me decían que nunca podría verla, nunca más. Me sentía como si alguien jugara con el interruptor de la luz y aquella oscuridad repentina fuera una burla a mi anterior ceguera. No había querido ver la realidad, no quería admitir hasta que punto le había hecho daño, y ahora las consecuencias se mostraban ante mí.

Nunca antes me paré a pensar en la muerte. Para mí no era algo cercano, al menos no en el sentido de la perdida de alguien amado. Toda la gente a la que yo quería era inmortal, y aunque cada día veía humanos morir de ancianos, o en las noticias, no era algo que llegara a tocarme realmente. Incluso una vez enamorado de Bella, la muerte era solo un terror, un miedo, nada tangible.

Ahora todo había cambiado.

Comprendí por primera vez que la muerte no es solo marcharse, ni terminar un ciclo que todos deben completar. La muerte es alejarte y perder, es dejar solos a quienes amas y no tener consuelo con que aliviarles. Es como hacer desaparecer el aire de la tierra y pedir que sigan respirando.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Staff Nueva Moon



Cantidad de envíos : 36
Puntos : 71
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 13/07/2009

MensajeTema: Re: Edward Cullen {Consecuencias}   Lun Nov 23, 2009 5:19 pm

Perfecto. Se esperará unos días por si alguién se anima a interpretar el papel de Edward Cullen, y después serás evaluado.
Suerte! =)

Cierro tema. ~

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nuevamoon.twilight-vampire.com
 
Edward Cullen {Consecuencias}
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» PROPUESTA DE SEPTIEMBRE - El Edward Cullen más fiel.
» 21 Junio-Las frases más hermosas de Edward Cullen
» 10 Marzo - Robert Pattinson: Yo cree mi propio estilo como Edward Cullen en Crepúsculo!
» 28 DE FEBRERO-EDWARD CANTANDO EN LOS OSCAR+VIDEO(EDITADO)
» 15 Agosto-Aclaración sobre el Color de los ojos de Edward y Bella en la Portada de EW

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
●|~New Moon~|● :: ::Inicio:: :: Pide tu personaje :: Casting-
Cambiar a: